El fondo de comercio

 
EXTRACTO GRATUITO

"El fondo de comercio"

Alexis Ríos Hernández

En todos los rincones de la nación dominicana puede apreciarse la existencia de un fondo de comercio. Desde una bodega o colmado hasta la mayor cadenas de tiendas, etcéteras, pueda existir un fondo de comercio. Y es que el mismo es simplemente un conjunto de bienes reunidos para atraer y mantener una clientela sin importar la persona de su titular. El negocio se ejerce, más bien, a través de los medios empleados por el comerciante, persona física o moral y no exactamente por su trabajo personal.

De ahí la noción de fondo de comercio, para señalar que la clientela ya no está vinculada a la persona del comerciante sino a su fondo, caso éste que desde antaño representa a la mayoría -Distribuidora Corripio, Plaza Lama, Banco Popular, etcétera-.

La noción fondo de comercio nació en Francia aproximadamente en el año 1838, mientras que en nuestro país se comienza a reconocer recientemente a través de la práctica, siendo el único texto legislativo que lo contempla el proyecto de nuevo Código de Comercio.

Con la práctica, aunque muy inadvertidamente, la existencia de un fondo de comercio puede apreciarse en nuestro país en los contratos de franquicia, a los que de preferencia se les podría llamar contratos de licencia de uso de fondo de comercio, pues la franquicia no es más que una licencia de uso de todos los elementos que componen un negocio para su ejercicio (marca, nombre comercial, know how, trade dress, etcétera). El concesionario se beneficia del fondo de comercio creado por el concedente para atraer y mantener una clientela, de ahí que la doctrina haya designado también al fondo de comercio como una propiedad industrial y no como una universalidad jurídica o de hecho. Para una mejor comprensión, procede desglosar el presente ensayo en tres temas: El fondo de comercio como universalidad intangible de elementos corporales e incorporales; El fondo de comercio como derecho patrimonial de posición en un mercado competitivo; y La clientela como causa de existencia del fondo de comercio y denominador común en un mercado competitivo.

EL FONDO DE COMERCIO: UNIVERSALIDAD INTANGIBLE DE ELEMENTOS CORPORALES E INCORPORALES:

El fondo de comercio está compuesto por una infinidad de elementos corporales e incorporales. Desde las propiedades industriales que identifican el negocio que se practica, los productos que se comercializan, etcétera, hasta los materiales utilizados para la explotación del fondo -máquinas, vehículos de transporte-, así como también la mercancía destinada a la venta o el servicio ofrecido, forman parte del fondo de comercio". De ahí deviene su carácter incorporal, por tratarse de una universalidad similar a un patrimonio, no susceptible de ser poseída manualmente. Son todos los bienes destinados al ejercicio de la actividad comercial los elemento que componen el fondo de comercio.

Ahora bien, excepcionalmente algunos bienes están excluidos de dicho fondo, como son los inmuebles, los créditos y las deudas. Los inmuebles a menudo están ligados a la explotación del fondo a través de los locales comerciales, principalmente cuando, por su ubicación estratégica, representan un punto comercial. En dichos casos, ello obliga a que se pacte el arriendo del local donde el fondo es explotado o, tal vez, el traspaso del derecho de propiedad. No obstante, los mismos no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA