Introducción

Autor:Benjamín Rodríguez Carpio
Páginas:21-23
xxi
Introducción
La expresión Derecho Notarial tiene dos significados diferentes. De un
lado, se le ha considerado como la parte del Derecho Privado que interesa
al ejercicio del Notariado: sucesiones, liberalidades, regímenes matrimonia-
les. Se objeta esta terminología, porque esas materias no sólo interesan a los
Notarios y, además, estos últimos intervienen en otros ámbitos más variados.
El otro significado se refiere al conjunto de reglas que se aplican a los
Notarios en el ejercicio de sus funciones y, especialmente, en su rol de auten-
ticación, así como en sus relaciones con sus clientes.
Como este trabajo es un estudio de la Ley del Notariado, artículo por
artículo, a la luz de otras leyes, la doctrina, la jurisprudencia y la práctica no-
tarial, es evidente que se trata de una obra de Derecho Notarial a partir del
segundo de los significados de esa expresión.
Sin entrar en mayores elucubraciones, entiendo que es una disciplina au-
tónoma, aunque relacionada con otras áreas, sobre todo con el Derecho Civil,
pues la definición y los efectos de cada acto notarial son principalmente regu-
lados por el Código Civil y otras normas que lo complementan.
Las fuentes generales del Derecho son la ley, la costumbre, la doctrina,
la jurisprudencia y la práctica. En lo que respecta al Derecho Notarial, las le-
yes constituyen una fuente esencial y se destacan las siguientes normativas:
a) El Código Civil, que contiene las reglas generales sobre el acto auténtico
(artículos 1317-1321), así como diversos artículos concernientes a los ac-
tos que deben ser recibidos por Notarios y que serán vistos más adelante;

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba